Ecosistemas

Qué son los ecosistemas terrestres

En un ecosistema terrestre conviven diversas especies de animales y plantas, aunque con la particularidad de que suelen habitar entre el suelo y el aire, por lo que aquí se toman en cuenta las diversas especies de animales aéreos, como así también aquellas plantas que acostumbran a estar en lugares montañosos y sobre acantilados.

ecosistema terrestre

Este ecosistema acostumbra a ser uno de los más diversos, por lo que las especies que habitan en él buscan la manera de adaptarse de acuerdo a las condiciones climáticas, de depredadores y demás adversidades, es por ello que algunos animales tienden a desarrollar pieles más gruesas para de esa manera defenderse de las especies depredadoras o por ejemplo las plantas que desarrollan espinas en climas áridos.

Diferentes tipos de ecosistemas terrestres

Dentro del concepto ecosistema terrestre pueden desprenderse diferentes tipos de ambientes en donde conviven tanto animales como plantas, como es el caso de las praderas, selvas y desiertos. Estas tres diferencias abarcan ampliamente al ecosistema terrestre, y a su vez las características propias de cada uno permiten que las personas puedan detectar con facilidad esta clase de ambientes.

Las praderas se caracterizan por ser un bioma, el cual tiende a disponer un clima muy característico, puesto que se encuentra entre el desértico y el boscoso. Con un clima húmedo y veranos cálidos, acostumbran a convivir diferentes seres vivos como zorros, lechuzas, colibrís, girasoles, tréboles, entre otras especies.

Las selvas acostumbran a albergar inmensos árboles, como así también una enorme diversidad de especies de animales, insectos y demás seres vivos. Con fuertes lluvias y una humedad muy elevada, este bioma tiende a ser uno de los más apreciados de todos por los ambientalistas puesto que es uno de los más dañados por la evolución del hombre.

El desierto es el otro ecosistema terrestre muy característico, el cual se destaca por poseer un clima árido con temperaturas muy elevadas durante el día, y durante la noche temperaturas que logran bajar considerablemente, algo que imposibilita que muchas especies animales y vegetales logren crecer y permanecer en las regiones características de este bioma.

Los seres humanos habitan el ecosistema terrestre, es por ello que se sienten muy familiarizados con él, aunque muchas veces no logran darle una cierta magnitud de lo que realmente es: un hábitat en donde conviven miles de especies animales y vegetales distribuidas en diferentes regiones y adaptadas a cada diferente ambiente con sus características particulares.