Sin categoría

Los seres vivos de una misma especie forman una población, hay diversas poblaciones conviviendo y relacionándose. Estas poblaciones habitan un mismo espacio e interactúan, el conjunto de poblaciones se conoce como biocenosis. El territorio que ocupan los animales y plantas, sus características climáticas y físicas es el biotipo.

La interacción entre los seres vivos que habitan un área determinada del planeta se da por diversos fenómenos y factores. Las actividades y medios de vida entre los bioelementos están sujetas a estos fenómenos, esto quiere decir que el orden natural establecido no es al azar, y rigurosamente existe un equilibrio que marca el ritmo de vida y relación entre las poblaciones. Los factores bióticos son entes animales, microorganismos y vegetales, conformando la parte viva.

El biotipo es fundamental, es el medio físico natural donde se establecen, habitan e interaccionan las poblaciones que lo integran. La flora, la fauna y los microorganismos, necesitan de un medio para reproducirse, alimentarse y vivir con su misma y otras especies, es imposible el desarrollo de estas y realizar sus necesidades sin un entorno específico.

¿Qué son bióticos?

Se relaciona con los organismos vivos, son todos aquellos elementos que los caracteriza, sus relaciones e interacciones, modo de vida y supervivencia. Se asocia a la biota que es la fitocenosis (flora) y la Zoocenosis (fauna). Incluye los procesos de alimentación, descomposición, influencia en el medio, reproducción y convivencia entre especies. En fin, lo que tenga que ver con la vida y su manifestación.

Factores que definen la biocenosis según las relaciones

Los organismos vivos tienen mecanismos de vida, para relacionarse entre su misma especie y otras, además de sus formas particulares de habitar el entorno donde desarrollan sus ciclos vitales; no es posible que se aíslen y como consecuencia se dan las asociaciones u otro estado de vivencia. Estas relaciones pueden ser intraespecíficas y interespecíficas.

Relaciones intraespecíficas:

  • Coloniales: vienen de un mismo progenitor, de manera asexual, unidos, organizados y comunicados entre sí, como los corales.
  • Gregarias: son individuos que forman parte de diferentes familias que se unen para logra un objetivo común.
  • Estatales: integrada por individuos con diferencias anatómicas y fisiológicas, de tipo jerárquico, donde el trabajo es dividido, como las abejas y hormigas.

Relaciones interespecíficas:

  • Competencia: es cuando dos especies luchan por conseguir un beneficio. Puede ocurrir que la perdedora se extinga o emigre.
  • Depredación: cuando una especie depende de otra u otras, cazándolas para alimentarse. El cazador y la presa es un modo de vida para una y muerte para la otra.
  • Simbiosis: cuando dos individuos o más, de especies diferentes se benefician mutuamente.
  • Parasitismo: cuando un ser vive de otro, parásito y huésped, el segundo es perjudicado y puede causarle la muerte.
  • Comensalismo: una especie se beneficia de otra, pero sin perjudicarla.
  • Foresia: individuos de una especie utilizan otra como medio de transporte.
  • Tanatocresis: es cuando un individuo utiliza los restos de otro para beneficio propio.

Factores que definen la biocenosis según el biotipo

El entorno natural es muy variado, y se manifiesta de diversas formas y condiciones ambientales, las cuales serán determinantes para la diversidad ecológica y su adaptación que definirán los ecosistemas. El clima, la topografía, la región, la altitud y la ubicación espacial concretan los espacios terrestres, y le dan características determinadas. Estos factores considerados abióticos o no vivos delimitan el medio ambiente donde habitan, actúan y se desarrollan las poblaciones.

Luz

Siendo el sol la fuente primordial, constituye un elemento determinante en el desarrollo de la vida. Hay animales diurnos y nocturnos, las plantas y organismos fotosintéticos determinaran zonas según la intensidad de los rayos solares. La incidencia mayor o menor luminosidad dan rasgos definitorios de flora y fauna a determinadas regiones.

La salinidad

La concentración de las sales afectara los tipos de población que se desarrollen en ambientes acuáticos y sus entornos. Hay peces de agua dulce, hay de agua salada pero también existen organismos estenohalinos, quiere decir que viven en ambos medios acuáticos; los peces migratorios y de estuarios son un ejemplo de estos organismos.

La temperatura

Influye mucho en los seres según su tolerancia al calor o al frio; hay quienes toleran variaciones considerables de calor, conocidos como euritermos, entre estos los reptiles. Otros toleran variaciones pequeñas, conocidos como estenotermos. Los seres homeotermos mantienen una temperatura corporal estable, lo consiguen sudando, jadeando u otros modos. Hay animales que dependen de la temperatura ambiental, poiquilotermos.

El suelo

Es la parte donde se asientan los elementos vivos, según su característica física y estructural permitirá satisfacer las necesidades vivenciales de quienes lo habitan. Aquí se dan mecanismos biológicos y químicos para el desarrollo de la vida. Microorganismos, líquenes y musgos cumplen sus procesos vitales; la forma arenosa, lodosa, árida, sus niveles de humedad, pedregosa o mixta soporta las necesidades de especies en particular.

El agua

Es un elemento determinante, ya que es la base de la vida y sin ella es imposible. La forma en que se distribuye almacena y se mueve en el ambiente, da forma a diversos biomas y habitas, según su movilización, concentración y estancamiento. La flora puede ser hidrófila, acuática, higrófila, de suelos muy húmedos, mesófilas, requiere de poca pero constante humedad y Xerófila, de suelos más secos.

La presión

Es atmosférica e hidrostática, siendo la fuerza hacia abajo o peso, que disminuye a mayor altura o menor profundidad. A menos presión y mayor altura menor la cantidad de oxígeno, hay animales adaptados a esto, como la llama andina. En el agua hay peces por debajo de los 5000 metros de profundidad, conocidos como abisales; los seres que soportan mucha presión son barófilos, adaptados a estos rigores tanto atmosféricos como marinos.

El hábitat

Es el lugar determinado donde una especie puede cumplir su ciclo regular de vida. Las especies eurioicas, son las que tienen una increíble capacidad de adaptación a casi todos los medios ambientales, como la cucaracha. Las especies estenoicas, son aquellas que no tienen la capacidad de adaptarse a cualquier ecosistema, y sus lugares de vida deben tener condiciones especiales y singulares.