Sin categoría

Los ecosistemas biocenosis son aquellos organismos, de cualquiera de los reinos de los seres vivos, que viven dentro de un sistema biológico determinado denominado biotopo. De esta manera, este ambiente le proporciona los elementos necesarios para poder subsistir.

Biocenosis deriva del griego en donde “bios” significa “vida” y “koinosis” significa “comunidad, por lo que juntos puede entenderse como “comunidad de especie de un ecosistema”. En pocas palabras, la biocenosis es la parte viva de un ecosistema en donde dan lugar a las relaciones bióticas.

¿Quiénes componen la biocenosis?

Existen múltiples de seres vivientes que cohabitan en este planeta, en cada uno de los ecosistemas que existen a lo largo y ancho de este. Sin embargo, la biocenosis está conformada principalmente por tres grandes componentes:

La fitocenosi

La fitocenosi es el grupo de seres vivientes conformado por los vegetales, de cualquier sitio y que viva en cualquier tipo de biotopo.

La zoocenosi

La zoocenosi es el grupo más grande de seres vivientes, debido a que está conformado por los animales bien sea vertebrados o invertebrados. Incluso, si estos son ovíparos con mamíferos.

La microbiocenosis

La microbiocenosis es el otro gran grupo que conforma la biocenosis con los microorganismos. Ciertamente, estos incluyen tanto los que viven en el exterior y de aquellos que viven dentro de otros seres vivientes.

Relaciones bióticas

Ciertamente, cada uno de los seres vivientes con forma distinta poblaciones denominadas unidades biológicas a los fines de poder desarrollarse, alimentarse y hasta reproducirse. Todas estas son necesidades que necesitan ser satisfechas por cada uno de estos organismos y por ello establece un vínculo.

El vínculo que forman dentro de esta población son denominadas relaciones bióticas. Pero, estas relaciones no sólo se dan dentro de una misma especie, sino entre diversas especies que también logran ayudar a subsistir a cada individuo.

Debido a la diferencia que existen entre la relación de los diversos seres vivientes, estas se han clasificado en dos grandes grupos: las relaciones intraespecíficas y las relaciones interespecíficas.

Relaciones Intraespecíficas

Las relaciones intraespecíficas son aquellas relaciones bióticas que ocurren entre los individuos de una misma especie. Ciertamente, esta puede durar por un breve periodo de tiempo, como pueden ser duraderas a lo largo de la vida de estos organismos.

Relaciones Interespecíficas

Las relaciones interespecíficas son aquellas relaciones bióticas que se originan y se dan entre organismos que son de distintas especies.

Tipos de Relaciones Interespecíficas

Dependiendo del daño o no que se pueda originar entre una especie y otra, el tipo de relación interespecífica va a variar. Es por ello que se pueden clasificar y las siguientes son las más llamativas:

Depredación

Para que un individuo de una especie determinada pueda sobrevivir, este tiene que cazar o atrapar a otro ser viviente de otra especie a los fines de poder alimentarse y así sobrevivir. Ciertamente, se puede verificar que uno de los individuos, la cual es la presa, resulta ser perjudicada, mientras que la otra, denominada depredador, se beneficia y logra beneficiar de este otro.

Entre un individuo y otro, no ha existido ningún tipo de relación anterior. Además, este tipo de relación biótica interespecífica siempre se da en la vida silvestre y muchas veces un mismo depredador puede tener distintas presas de diversos tipos de especies.

Parasitismo

En el caso del parasitismo, un individuo, denominado parásito, logra sobrevivir gracias a los fluidos y nutrientes de otro individuo de otra especie. El parásito no causa la muerte inmediata del huésped, pero de permanecer mucho tiempo, si puede ocasionarle la muerte.

Este tipo de relación biótica interespecífica del parasitismo se puede subdividir en ectoparásitos y endoparásitos.

Ectoparásitos

Este tipo de parásitos que se encuentran en la subclasificación de ectoparásitos, permanecen y viven en el exterior del huésped, ya que el fluido o nutriente lo toman desde el exterior de este. Unos claros ejemplos de este tipo de parásitos se encuentran los piojos, las pulgas, las garrapatas y el muérdago.

Endoparásitos

Los endoparásitos son un tipo de parásitos que para subsistir necesitan vivir dentro del interior del huésped al cual toman los nutrientes o fluidos. Ciertamente, este tipo de ser viviente tiene modificaciones en su organismo a los fines de adaptarse dentro del cuerpo de su huésped. Como ejemplos tenemos a las tenias y los gusanos intestinales.

Mutualismo

El mutualismo consiste en que dos individuos de vida distintas especies logra asociarse para tener un resultado en el cual se benefician ambos. Esto no quiere decir que tiene una relación íntima, sino simplemente tienen una relación bastante cercana y logra que ambos consigan un buen resultado. Por ejemplo, las abejas toman el polen de las flores a los fines de construir su colmena y, a su vez, las flores logran ser polinizadas.

Otro ejemplo de mutualismo, se da cuando el pez payaso y la anémona de mar se relación y ambos se benefician debido a que mutuamente se protegen.

Comensalismo

El comensalismo se da cuando dos especies se relacionan y no se perjudican una a la otra. Para que se de este tipo de relación biótica interespecífica, primero actúa el comensal y luego se beneficia el huésped.

Para que puedas entender este tipo de relación biótica, mejor te daremos un ejemplo. Los leones, que en este caso son los comensales, cazan su presa y se alimentan de la misma. Una vez que han satisfecho su necesidad de alimentarse, los buitres, que en este caso son los huéspedes, terminan de alimentarse con los restos que dejó el comensal.

Foresia

La foresia es un tipo de relación biótica interespecífica en donde un individuo logra beneficiarse con otro individuo y a este no se le causa ningún tipo de beneficio o perjuicio. Un ejemplo de este tipo de relación biótica son la relación que tienen los tiburones con las rémoras, estas últimas tienen el beneficio de poder movilizarse y hasta de alimentarse de los restos que dejan los tiburones, pero estos no obtienen ningún tipo de beneficio o perjuicio por dicha relación.

Tanatocresis

La tanatocresis consiste en que un individuo de una especie utiliza los restos de otra especie a los fines de obtener un beneficio. De hecho, se pueden beneficiar de los huesos, conchas, caparazones y hasta excrementos dejados por otro ser viviente. Un ejemplo lo tienen los cangrejos ermitaños que usan para su beneficio las conchas dejadas por los caracoles.