Sin categoría

Recordemos primero que los Biomas son regiones del planeta que comparten sus condiciones generales, en cuanto a clima, fauna y vegetación. Las condiciones presentes en estas regiones dan paso a la conformación de ecosistemas específicos, que pueden encontrarse en los diversos lugares del planeta que componen un Bioma determinado. Existen cinco tipos principales de Biomas: acuáticos, desiertos, bosques, pastizales, y tundra.

En esta oportunidad nos enfocaremos en el Bioma Bosque, sus características principales en cuanto fauna y flora, así como su importancia para el medio ambiente y el clima. Los Bosques se pueden identificar a simple vista por tener una gran cantidad de arboles en un territorio determinado, ofreciendo una gran belleza que atrae cientos de turistas, científicos y amantes de la naturaleza en general.

Los bosques pueden definirse como un territorio en el que existe una alta densidad de árboles, con una cobertura de copa de árbol de más de 10% y un área mayor a 0,5 hectáreas. En este territorio conviven organismos vivos, en una interrelación compleja con los factores abióticos como el suelo, el clima, agua, rocas, etc. En otras palabras, estas grandes concentraciones de árboles, conforman un ecosistema propio, que será compartido en términos generales por los bosques a nivel global.

Los bosques pueden encontrarse en todo el mundo, en mayor o menor tamaño. Sin embargo, los mas grandes se encuentran en África, Australia, Brasil, China, El Congo, Norteamérica y Rusia. Esta amplia distribución de los bosques en el planeta les otorga un rol importante en el ciclo global del carbono, adaptándose a diversos climas y condiciones de humedad y altura.

Tipos de Bosques

Existen diversas clasificaciones para los bosques, que abarcan múltiples enfoques y criterios. A continuación, presentamos los más relevantes.

Según la latitud y clima:

  • Bosques tropicales: También conocidos bosque seco tropical, se ubican en zonas más lluviosas con clima tropical. Ubicados cerca del ecuador, su temperatura promedio es de 18°C
  • Bosques subtropicales: La temperatura promedio de estos bosques es de 22°C. Pueden ser bosques secos o húmedos, pero generalmente poseen una vegetación abundante y variada. Son conocidos los bosques de la franja del Mediterráneo.
  • Bosques templados. Ubicados en zonas templadas cálidas y frías, poseen una abundante vegetación conífera. Los bosques del Mediterráneo conforman un claro ejemplo de esta categoría, ya que poseen gran cantidad de pinos, con temperatura promedio de 15°C.
  • Bosques boreales. Ubicados en las zonas próximas a los polos, por lo que se trata de una vegetación adaptada a climas fríos con hojas perennes. Se localizan en latitudes entre 50º y 70º.

Según su vegetación se clasifican en:

  • Bosque de hoja ancha (frondosas): Estos bosques poseen una amplia diversidad de especies vegetales y animales.
  • Bosque de hoja acicular (coníferas): Este bosque es también conocido como Taiga o bosque conífero. Se ubican en el hemisferio norte conforman el mayor Bioma terrestre del planeta. Sus temperaturas son extremadamente bajas, por lo que son bosques poco fértiles, con una vegetación homogénea, compuesta por pinos.
  • Bosques mixtos: Este bosque combina las características de los bosques de hoja ancha y aciculares. La vegetación convive en una simbiosis.

Según la altitud:

  • Bosques de tierras bajas: Basales, de Planicie o de Inundación.
  • Bosques de montaña: Premontanos, Montanos o Subalpinos.

Según su estacionalidad de Follaje:

  • Bosques caducifolios: Son bosques cuya vegetación posee en su mayoría hojas caducas, perdiendo el follaje en determinadas estaciones del año.
  • Bosques perennifolios: Son bosques en los que en su vegetación predominan hojas perennes, es decir, que siempre poseen hojas verdes, con una mínima pérdida de hojas.

Según el grado de intervención

  • Bosques primarios: Estos bosques también llamados Nativos, se caracterizan por no estar intervenidos por el ser humano. Estos bosques naturales son zonas ideales para la preservación de la biodiversidad.
  • Bosques antropogénicos: Estos bosques cuentan con la intervención humana, en diferentes grados, que pueden llegar a la creación de bosques artificiales, sembrados en su totalidad por el hombre, a bosques secundarios, que han sido regenerados luego de una tala.

Según impacto del hombre

  • Bosques primarios. Son aquellos en los que el hombre posee oca o ninguna intervención, conservando su biodiversidad intacta.
  • Bosques secundarios. Son los que han sido regenerados o salvados luego de una tala o quema.
  • Bosques artificiales. Son creados el ser humano, mediante la siembra selectiva de plantas con una finalidad específica.

Importancia de los bosques

Lo primero que debemos mencionar es que los bosques conforman un tercio del total de la superficie, conteniendo el 70% de carbono de los seres vivos. Asimismo, almacenan más de la mitad del agua lluvia, liberando incluso el agua desde el suelo hacia la atmósfera en forma de nubes y niebla. Los bosques funcionan entonces como reguladores climáticos.

No debemos olvidar que las plantas absorben el dióxido de carbono que exhalamos y proporcionan el oxígeno vital para la vida humana. No en vano se ha hecho popular la idea de que los grandes bosques son los pulmones del planeta. Los bosques son vitales para la vida humana.

En sus ecosistemas habita más de dos tercios de las especies terrestres conocidas en el mundo. De igual forma, alberga una gran cantidad de plantas que han ofrecido importantes contribuciones a la medicina, ya que más del 25% de los medicamentos modernos provienen de plantas que se encuentran en bosques tropicales. Es necesario conocer a profundidad los beneficios de las plantas, sin acabar con los bosques.

Los bosques poseen diversas y profundas significaciones en muchas culturas, siendo venerados y temidos por religiones antiguas. Muchas culturas han vivido y viven en armonía con los bosques en diversas regiones del mundo, formando parte fundamental de su cosmovisión. Sin embargo, en la actualidad los bosques sufren las consecuencias de la civilización sin límites, que ha deforestado, contaminado y maltratado incluso los bosques protegidos a nivel global.

Los bosques representan entonces un aspecto fundamental para la vida humana. Sin ellos, cambiaría el clima en el planeta. Es preciso detener la degradación de los ecosistemas que conforman los bosques, contribuyendo a su restauración como medida para la mitigación al cambio climático. Así ha quedado establecido en acuerdos internacionales sobre el tema.