El bioma Tundra es uno de los biomas más hermosos que se pueden conseguir en todo el planeta tierra. Constituido principalmente por la variedad, lo que hace sea aún más llamativo a simple vista, para quienes simplemente desean observar. Pero a su vez bastante interesante para aquellas personas que se dedican a realizar estudios en toda la extensión de ellos.

Este bioma cuenta con paisajes verdaderamente magníficos, que hacen despertar el interés de cualquiera en apenas una sencilla foto. Sin embargo muchos se olvidan de que un bioma no solo consiste en los paisajes que tiene para ofrecerle al mundo. Un bioma va más a allá de lo que muchos piensan, y por ello hoy hemos decidido escribir este gran post especial.

Dedicado únicamente a explicarles a todos nuestros lectores, lo más relevante en cuanto a este increíble bioma Tundra. Si tú eres uno de los que se ha visto inmerso en la curiosidad, y ahora quieres saber más de él te invitamos a leer el mismo. Donde conocerás una variedad de información realmente interesante, de este bioma ya mencionado anteriormente.

¿Qué es un bioma exactamente?

Antes de comenzar a explicarte todo sobre el bioma Tundra, preferimos explicarte que es un bioma ya que sabemos este concepto suele ser confundido con otros. Un bioma es una zona del planeta, que comparte ciertas características, como fauna, flora, clima, entre otras, que se consideran importantes e influyentes para el mismo.

Esto quiere decir, que un bioma se determina según el tipo de fauna, el clima que frecuentemente se aprecia, y hasta la flora que según el tipo se suelo puede sobrevivir. Puede haber un mismo tipo de bioma en distintas partes del mismo, sin embargo en todas esas partes deberán de apreciarse las mismas características.

Haciendo que de alguna manera, la superficie terrestre está dividida a su vez en biomas, y no solo en países. Puesto que pueden haber diferentes tipos de biomas en uno solo, sin tener que extenderse mucho en cuanto al territorio. Además, no solo existen biomas en la superficie terrestre, sino que también existen los acuáticos. Lo que nos indica, la zonas acuáticas también se encuentran subdivididas según el bioma que las describa.

Clima en Tundra

A decir verdad, el clima en tundra no suele cambiar de forma brusca, casi siempre se puede apreciar el característico clima frío en la zona y por lo general no cambia mucho. Sin embargo, claro que esta zona tiene su verano y su invierno según la temporada que atraviese en el momento, y donde se podrá apreciar un momento más cálido que otro.

Por ejemplo el verano en el bioma de Tundra, no pasará de los 10° C ni bajará de los 0° C, dependiendo de la zona exacta de la que hablemos. Y en cambio el frío invierno puede llegar a obtener hasta los -28° C, que suele ser la temperatura en las zonas cercanas al polo mientras atraviesa esta estación.

Claro que el invierno en la zona está presente por un periodo de tiempo mucho más largo que el verano, por ser una zona fría en excelencia. Además cuando podemos decir que atraviesa el dichoso verano, suelen ocurrir algunas pocas e inesperadas precipitaciones corta.

Fauna en Tundra

La mayoría de las especies que se consideran parte de este bioma, han desarrollado algunas técnicas de supervivencia para adaptarse a la zona con tranquilidad. Ya sea hibernar de forma prolongada, dejar que su pelaje crezca tanto como sea posible, mantener un tamaño pequeño, y hasta en algunos casos, emigrar en inviernos muy fuertes. Dependiendo tanto de la especie, como sus posibilidades, y también sus habilidades más fuertes.

Existen temporadas en las que el clima es relativamente aceptable para ellos, y pueden salir no solo a estirarse y llevar la vida salvaje que normalmente deberían mantener. Sino que además lo hacen para recolectar tanto comida sea posible en un día, para así poder desarrollar músculos  que en un futuro ayudarán bastante.

Además en esos tiempos cálidos, llevan algunas especies emigrando del frío en otro lugar. Entre esas especie las más comunes son aves, lobos de mar y focas. Las especies que realmente pueden desarrollar una vida acá son los renos o caribúes, las liebres árticas, las cabras nival, los bueyes almizcleros y los leminos. Así como también los osos blancos, los zorros árticos, los lobos, los osos Kodiak, los búhos nival, y los halcones  gerifaltes.

Flora en Tundra

Hablar del tipo de flora que hay en el bioma de Tundra, es un poco difícil si lo pensamos a profundidad. Pues para que esta pueda sobrevivir de forma permanente, debe poder soportar las bajas temperaturas en la zona, algo bien difícil. Porque a ello se le une el hecho, de que durante los periodos fríos no tienen acceso al agua como debería de ser. Pues toda la supuesta agua disponible está completamente congelada.

 

Sin embargo, claro que hay posibilidades de que en la zona haya un tipo de flora determinado, pues la mayoría de las veces podemos apreciar distintos tipos de hierbas. Que a pesar de estar en los suelos muy poco fértiles de la zona, con trabajo logran sobrevivir y darle un aspecto distinto a sus paisajes. Lo que nos indica que en sí podremos observar distintos tipos de musgo, líquenes, xerófilas, brezales, entre otro tipo de plantas.

¿Dónde se encuentra distribuido el bioma de Tundra?

Aunque no lo parezca este bioma abarca una parte importante de toda la superficie terrestre, muchos creen que por ser frío simplemente es insignificante. Pero aun así se demuestra lo contrario con las investigaciones, por parte de un gran grupo de personas, que se llevan a cabo en el lugar.

La mayor extensión de territorio perteneciente al bioma de Tundra que se puede encontrar queda hacia las costas del Océano Ártico, la razón inicial de las bajas temperaturas que se pueden apreciar. Es decir, que una delgada parte del norte de América, de Europa, Asia y la Antártida pertenece a Tundra. Más específicamente algunas partes de Alaska, Canadá, Rusia, Siberia, Islandia, Escandinavia, la parte sur de Groenlandia, y hasta pequeñas zonas de Chile y Argentina.