Sin categoría

Los biomas desiertos se caracterizan por no conservar la humedad, ya que la que se encuentra dentro de sus ecosistemas puede desaparecer por las acciones del viento. Siempre manifiestan un calor seco, son inhóspitos para muchos seres vivos, tanto plantas como animales.

 

Estudios científicos, reportan que los desiertos son producto de la erosión causada por los fuertes vientos y la radiación solar. Son biomas que están asociados a no tener población humana perenne.

Hay muchos desiertos naturales en el mundo, entre ellos se pueden mencionar Desiertos de Australia, Lençois Maranhenses, Salar de Uyuni, Valle de la Muerte, Desierto de Sonora, Desierto de Gobi, Desierto de Namibia y Desierto del Sahara. Son paisajes que tienen un activo en cuanto a su desafío para la vida y como un organismo vivo se adapta a condiciones extremas.

Los desiertos se caracterizan por recibir menos de 10 pulgadas de precipitación anual, estas grandes extensiones pueden padecer de años de sequía. También el desierto expresa en todas sus formas lo extremo de sus condiciones, es así como es el caso de la temperatura, durante el día el calor es extremo y durante la noche el frío también lo es, ambos son muy secos. Para los seres humanos son condiciones que no permiten sobrevivir mucho tiempo.

Resulta algo contradictorio, los desiertos tienen a ubicarse relativamente cerca de la zona de la montaña, esta ubicación ha sido uno de las incógnitas de los científicos en la historia reciente.

Tipos de biomas desérticos

Algunos piensan que solo hay un tipo de desierto, le tenemos la noticia de que hay muchos. Todo depende de las temperaturas y condiciones climáticas, lo finalmente definirá el tipo de desierto.

  • Desiertos del monzón.
  • Desiertos polares.
  • Desiertos fríos
  • Desiertos de barrena al aire húmedo
  • Desiertos de latitudes medias
  • Desiertos tropicales

Vegetación en el bioma desierto

La vegetación de los desiertos se adapta a condiciones realmente extremas, básicamente sin humedad. Nunca hay un periodo lluvioso y la incidencia del sol aumenta las temperaturas, por lo que las plantas que se encuentran en desierto son cactus, arbustos, Cardón, Árbol del camello y saguaro.

La vegetación en los desiertos conserva de manera eficiente toda la humedad y el agua. Tienen superficies duras que no permite que pierdan absolutamente nada de agua, caracterizándose por tener un gran contenido de nutrientes y tener propiedades medicinales. Uno de los casos emblemáticos de plantas desérticas en el aloe vera, que tiene muchas propiedades que permiten la sanación de heridas cutáneas.

Fauna en el bioma desierto

Al ver la imagen de un desierto, pensamos que no es posible la vida en un lugar tan extremo. Pero la naturaleza es sabía, por lo que hay diversidad en el desierto.      La fauna en el bioma desierto, no necesitan alimentarse mucho y no requieren abundante agua, de hecho, obtienen el agua de los alimentos que consumen.

La fauna que vive en el desierto, generalmente son muy pequeñas, tal como es el caso delas hormigas, las cuales hay en abundancia en los biomas desierto. También se localizan serpientes, arañas, conejo y puercoespines, todos se encuentran a la esperar de localizar rápidamente el alimento que necesitan.

Las serpientes y arañas son venenosas, siempre alertas ante cualquier ataque prefieren atacar primera. Cuestión de no esperar ser asesinadas por otro animal. Los animales de mayor tamaño en el desierto son los gatos monteses y dingos, pumas, ciervos y camellos.

Los animales que viven en el desierto, indistintamente de su tamaño, poseen pieles que los protegen las temperaturas extremas, así como la necesidad de tener sistemas internos de almacenamiento de agua que les permite no necesitar mucho del vital líquido.

¡Increíble! Pero en el desierto hay diversidad de animales, todos muy peligrosos para los seres humanos, a su vez son perfecto para vivir en un bioma como el desértico.

Flora en el bioma desértico

Algunos se preguntarán, ¿las plantas sobreviven al desierto? La respuesta es sí, si hay flora en el desierto. Las plantas que habitan en este bioma, se caracterizan por recolectar y almacenar agua para asegurar su sobrevivencia, reduciendo la evaporación a través de las partes de la planta. Es esta la razón por que las hojas de los cactus son duras, es para proteger la humedad almacenada.

Por otra parte, la fisonomía de las plantas debe adaptarse al clima seco y la variabilidad extrema de las temperaturas, deben soportar calor extremo durante el día y frío extremo durante la noche.

Suelo

Los biomas desérticos tienen un suelo arenoso, fundamental para la sobrevivencia de todas las especies. Debajo de esta arena, se encuentran los nutrientes que consumen las plantas.

Otras de las grandes ventajas de la arena es que durante el día es suelo es fresco y durante la noche conserva el calor, por lo que resulta perfecto para el apoyo de la sobrevivencia de seres vivos.

Amenazas a los biomas desérticos

El cambio climático puede tener graves incidencias en los biomas desérticos, sus características naturales lo ubican como una superficie extrema, imaginen si le agregamos incremento de la temperatura.

Por otra parte, también se ha visto amenazado los biomas desérticos a través de las modificaciones humanas, cambiando todos los ecosistemas que predominan en el lugar. Tal como lo es la extracción minera en estas zonas, destruye todo lo que está a su paso.

El desierto es un bioma del cual nos toca aprender como humanidad, además de cuidar. La flora y la fauna de los desiertos administran eficazmente todos los recursos para mantener la vida en zonas tan difíciles. La austeridad de nutrientes, agua y humedad construyó un fascinante mundo de organismos vivos que han permitido la convivencia d distintos tipos de ecosistemas, preservando la vida de los más fuerte.

A pesar de ser un bioma difícil para la vida humana, es fundamental para vida de planeta por lo que es necesario mantener y conservarlo es su más pura esencia. Con apariencia hostil todo el paisaje, el suelo, la flora, la fauna y el clima coexisten en zonas con un atractivo desafiante.