Sin categoría

Todos los seres vivientes, independientemente del tipo de reino al cual pertenezca, necesitan de un ecosistema determinado para poder subsistir. Ciertamente, no todos pueden vivir bajo las mismas condiciones de un determinado ambiente.

Los ecosistemas están conformados por dos tipos de elementos que han sido catalogados como biotipo y biocenosis. La biocenosis son todos aquellos seres vivientes que viven en un ecosistema determinado.

En cuanto al biotopo, esta es una palabra que proviene del latín y significa “lugar de vida”. Por lo tanto, podemos definir que el biotopo son el lugar físico y los distintos elementos que componen un ecosistema que no tienen vida, pero que son fundamentales para que los seres vivientes puedan subsistir.

¿Cuáles componentes conforman el biotopo?

El biotopo está conformado por varios elementos los cuales hace posible la subsistencia de las diversas especies de seres vivos. Básicamente, este dividido en tres elementos y son claves para que se pueda desarrollar la vida dentro del ecosistema.

El Medio

El medio de un biotopo es aquel que rodea o envuelve a los mismos organismos que viven en este. Claramente, un ejemplo del medio es el aire y el agua.

El Sustrato

En cuanto al sustrato de un biotopo, consiste en toda aquella área o superficie en el cual los seres vivientes se desplazan, fijan o se apoyan. Un claro ejemplo sobre el sustrato es el terreno o el suelo donde caminan o permanecen los diversos organismos.

Los factores abióticos

Los factores abióticos son aquellos elementos a nivel químico o físico por el cual determinado organismo pueda sobrevivir en un determinado biotopo. Un claro ejemplo de los factores abióticos son la humedad, la temperatura y la luz.

Los principales elementos de los componentes que forman el biotopo

Los tres componentes que conforman el biotopo antes mencionados, son sumamente importantes debido a que depende a cómo éstos se constituyan, permitirán que se desarrolle un determinado ecosistema en el cual podrá desarrollarse una de determinada forma de vida.

Entre los principales elementos más importantes que puede determinar qué tipo de organismos se desarrollarán en un ecosistema determinado, se encuentran los siguientes:

La temperatura

La temperatura es un elemento clave para un ecosistema ya que este determinará qué tipo de reacción bioquímica es la que se puede generar y así sobreviva un organismo determinado. Por ejemplo, las termófilas son pequeños organismos capaces de soportar temperaturas por encima de los 45 °C, otros tipos de organismos no pueden soportar estas temperaturas por lo que no pueden vivir conjuntamente con estos diminutos seres vivientes.

El agua

Para cualquier organismo es vital la existencia de agua en su ecosistema, pero no todos necesitan la misma cantidad e incluso vivir dentro de esta. Un claro ejemplo son los peces, que como todo viviente solo necesita este elemento para ingerirla, sino que necesita que su ecosistema sea acuático para poder subsistir.

Salinidad del agua

Dentro del elemento del agua, es importante determinar el tipo de salinidad de esta para que pueda generarse determinado tipo de vida. Por ejemplo, los peces de agua dulce no pueden sobrevivir en el mar y viceversa.

La luz

La luz determinará el tipo de vida que se podrá desarrollar en un determinado biotopo. Por ejemplo, el fitoplancton es un organismo acuático el cual necesita mucha luz para poder subsistir.

Los nutrientes

Independientemente que los seres vivos se alimentan de carne, vegetales u otros tipos de alimentos, cada de uno de estos contienen componentes químicos que actúan como nutrientes para que puedan subsistir estos organismos. Entre algunos de los nutrientes tenemos el fósforo, el nitrógeno, el carbono, en anhídrido carbónico y la misma agua.

El oxígeno y el dióxido de carbono

En cuanto el oxígeno y el dióxido de carbono, muchos organismos necesitan de estos elementos a los fines de poder respirar. Sin embargo, estos no se consiguen de la misma manera expuestos en la atmósfera como en el agua, por lo que dependerán de donde se encuentren para que determinado ser vivo pueda absorberlo y cumplir con una de sus funciones vitales.

Tipos de Biotopos

Una vez determinada los componentes que conforman un biotopo, podemos explicar más fácilmente los tipos de biotopos que existen y donde se desarrolla la vida. Básicamente, existen tres tipos de biotopos que hacen posible que pueda subsistir los diversos organismos.

Superficie terrestre

En cuanto al biotopo de superficie terrestre, es todo el ambiente donde los organismos desarrollan su vida en un lugar con suelo donde se pueden posar o movilizar. Este tipo de biotopo se subdivide en:

Epigeo

El epigeo es aquel biotopo donde la vida se desarrolla sobre el suelo.

Hipogeo

En cuanto al hipogeo, son todos aquellos ecosistemas que existen a nivel subterráneo y que permiten que se desarrolle la vida. Por ejemplo, se encuentran las cuevas.

Ambiente acuático

El biotopo de ambiente acuático es el aquel donde el ser viviente se encuentra totalmente rodeado de agua. Ciertamente, estos pueden ser los mares, lagos, ríos, entre otros.

Mixto

El biotopo mixto no es más que la combinación de los tipos anteriormente mencionado, es decir, la combinación del ambiente acuático con la superficie terrestre. Como ejemplo tenemos las costas y los humedales.

La importancia de los biotopos

El biotopo es un término utilizado en biología y en la ecología a los fines de dar la importancia que tiene el cuidar el entorno natural para que puedan subsistir los diversos seres vivientes. Asimismo, para indicar cuáles son los componentes necesarios de cada ecosistema que logran un equilibrio necesario para que subsista el biotopo con la biocenosis.

El que no haya un equilibrio en cada uno de los componentes del biotopo, puede ocasionar que no subsistan los diversos organismos y que pueda alterar el equilibrio de la naturaleza. Por ello, es necesario preservar cada elemento de los ecosistemas, para preservar la vida que resguarda en cada uno de ellos.

Así que cuida cada uno de los ambientes donde vives o pases, ya que cada elemento, cada componente que alteres, puede significar la muerte de algún organismo o de varios de estos.

Respeta la naturaleza para que todos los seres vivientes mantengan el equilibrio de este planeta, debido a que, de una forma u otra, todos estamos interconectados. Si llega a faltar algún elemento o ser viviente puede ocasionar graves perjuicios a otras especies, incluyendo a los seres humanos.