Sin categoría

Todos los seres vivos nos desarrollamos dentro de ecosistemas diferentes. Necesitamos alimentarnos para obtener los nutrientes vitales. Sin embargo, no se han puesto a pensar que nosotros nos comemos a algunos animales pero ellos a su vez se comen a otros?, y así sucesivamente. A este fenómeno se le conoce como cadena alimenticia, secuencia mediante la cual un organismo se come a otro para obtener dichos nutrientes. Las redes tróficas por otra parte no son más que varias cadenas alimenticias unidas entre sí.

Nosotros los humanos constantemente formamos parte de dichas cadenas, por ejemplo, cuando comemos carne la podríamos ver como: pasto-vaca-humano. Sin embargo, es muy difícil conocer un orden exacto de cada secuencia, puesto que cada animal consume alimentos diferentes dependiendo de sus habilidades o lo que necesite en el momento.

Tendremos organismos autótrofos y otros heterótrofos. Los autótrofos son los que no necesitan de otros para alimentarse, producen su propio alimento. Ejemplo, las plantas usan la luz solar y el dióxido de carbono para producir azúcar o las bacterias, que a través de sustancias químicas logran fabricar sus propios nutrientes. Estos organismos son los que se llevan el papel principal ya que al no necesitar de otros animales para poder nutrirse, son la base de las distintas cadenas alimenticias y  redes tróficas.

Niveles tróficos

Existen 3 niveles: productores, consumidores y descomponedores. Los explicaremos brevemente a continuación.

Productores: los autótrofos representan la base de los distintos ecosistemas, y son conocidos como productores. Se le llaman así ya que ellos me dan los alimentos bases para que se pueda cumplir la cadena alimenticia o red trófica, al no necesitar de otros para poder vivir. Desde algo tan simple como una planta que si nos ponemos a pensar la mayoría de los animales las usan como alimento.

Consumidores: como su nombre lo dice, en este nivel encontramos a los heterótrofos, que son los que no se pueden alimentar por sí mismos y necesitan de otros para poder hacerlo. Nosotros los humanos no podemos alimentarnos del sol o de sustancias químicas. Los osos, las vacas o las aves tampoco podrían, ellos necesitan obtener las moléculas orgánicas tales como carbohidratos y proteínas de otros organismos. No todos los consumidores son iguales, todo depende de la función que este cumpla dentro del ecosistema.

Descomponedores: un grupo que es constantemente ignorado y que incluso no es incluido en la secuencia alimenticia. Sin embargo, se dice que los descomponedores tienen un nivel trófico propio. Estos usan como alimento a la materia orgánica muerta y los desecho provenientes de los dos niveles anteriores. Consumen materia vegetal en descomposición, o el cuerpo de un animal muerto, incluso de los humanos.

Las bacterias y hongos son los elementos más importantes de muchos ecosistemas. Utilizan la energía de los organismos muertos para su metabolismo. También tenemos a las lombrices, gusanos, o buitres. Estos consumen desechos y residuos. Estos generalmente son animales multicelulares como las lombrices de tierra, los cangrejos, las babosas o los buitres. .

Cadenas alimentarias

Anteriormente definimos lo que era una cadena alimenticia, también explicamos los distintos niveles tróficos. Si entendimos esto, se nos hará súper fácil entender una cadena alimenticia. Partimos de la base, con los productores primarios que son los autótrofos, como las pantas, bacterias y hongos

Los seres vivos que se alimentan de productores primarios  se conocen como consumidores primarios. Estos mayormente son herbívoros los cuales tienen una dieta a base de plantas, aunque también pueden consumir bacterias.

Los que se comen a los consumidores primarios se conocen como consumidores secundarios. Estos tienen una alimentación a base de carnes, siendo los animales carnívoros.

Los organismos que se alimentan a base de consumidores secundarios se llaman consumidores terciarios y también tienen una dieta a base de carnes. Es decir,  carnívoros que se comen a otros carnívoros, como los halcones que se comen a los búhos.

Ejemplos de cadenas alimenticias:

Algunos ejemplos podrían ser: tenemos las plantas e insectos que son productores primarios los cuales son consumidos por libélulas, consumidoras primarias. Luego a las libélulas se las come un sapo, el cual sería un consumidor secundario  quien luego se convertirá en el desayuno de una serpiente la cual es mi consumidor terciario.

También tenemos a las algas verdes las cuales son productores primarios que son consumidas por moluscos, los consumidores primarios. Posteriormente  los moluscos se convierten en la cena de un pez, que sería mi consumidor secundario, el cual será el desayuno de un pez más grande, un consumidor terciario.

 

De esta manera podemos ver cuantas transferencias de nutrientes deben de hacerse para que un organismo prevalezca en el ecosistema al cual pertenece. Todos los elementos son necesarios, desde la luz necesaria para que se dé la fotosíntesis en las plantas hasta mi consumidor terciario.

Las redes tróficas

Nunca se han preguntado porque se llama red y no cadena. La razón es que la cadena sigue un orden y nos dan una idea clara de quien come a quien. Sin embargo organizar la cadena alimentaria de todos los seres vives de un ecosistema es imposible ya que todas se cruzan entre si formando una red, de allí el nombre de redes tróficas. Ya que un organismo puede comer muchos animales diferentes y ser comido por otros por varios depredadores, incluyendo aquellos que se encuentran en distintos niveles tróficos.

En las redes tróficas, observaremos como las flechas apuntan a un organismo que es devorado hacia el que posteriormente se lo comerá. Ejemplo de ello el siguiente esquema:.

Aquí podemos observar como hay cuatro tipos de plantas diferentes, si nos guiamos a partir de la  hierba vemos como una misma planta es ingerida por tres animales diferente (el caracol, el conejo, el saltamontes). Luego podemos notar como a estos animales los ingieren otros varios (al saltamontes se lo come el cuervo, la serpiente y el ratón). Ya finalizando la cadena vemos como al ratón se lo come la lechuza. Así podemos comprobar que un animal puede formar parte de la red alimenticia de otros y por eso una red trófica es la unión de varias cadenas alimenticias.

Sin duda conocer de este tema es algo elemental, pues los humanos normalmente no nos preocupamos por saber lo que comemos o de donde vienen los alimentos. De esta manera podemos ampliar conocimientos sobre un mundo que es realmente increíble.