Sin categoría

En esta oportunidad conoceremos con mayor detenimiento las características de los ecosistemas mixtos, entendidos comúnmente como aquellos que combinan dos tipos de ecosistemas naturales, uno terrestre y otro acuático, por ejemplo. Estos ecosistemas son especialmente llamativos por su gran diversidad vegetal y animal, representando un verdadero desafío para quienes se dedican a su estudio.

Debemos recordar sin embargo, que los ecosistemas están compuestos por un conjunto de seres vivos (Biocenosis) que comparte un espacio determinado (Biotopos), generando interrelaciones que dan espacio a un equilibrio cuya delicadeza y complejidad dependerá de las condiciones en las que se genere. En esta interacción se involucran además los factores Abióticos, que incluyen el agua, el aire, entre otros, que van a determinar en gran medida las condiciones del sistema.

La riqueza de los ecosistemas mixtos se encuentra en que los factores abióticos logran niveles fascinantes de interacción, en los que los resultados obtenidos pueden ser asombrosamente complejos y de gran atractivo. Las características de un ecosistema acuático logran mezclarse con las de un ecosistema terrestre, lo que incluye la diversidad de seres vivos que comparten las características de los dos principales ecosistemas. Encontraremos animales terrestres y marinos conviviendo, por ejemplo.

Estos ecosistemas poseen la peculiaridad de ser espacios de transición, por lo que es común que ningún ser vivo lo habite en forma permanente, lo que no implica que no contenga una gran diversidad. En este tipo de ecosistemas se encuentra los dos patrones principales: el aéreo y el hibrido.

Características de los ecosistemas mixtos

Entre las características más relevantes de este tipo de ecosistemas de transición podemos mencionar:

  • Coexiste una gran cantidad y variedad de mamíferos de tamaño pequeño, atraídos por la abundante vegetación y semillas que garantizan alimento.
  • También podremos encontrar animales como tortugas, distintas especies de serpientes, nutrias, caimanes y muchos otros animales propios de manglares.
  • Es común también encontrar en estos ecosistemas un gran numero de invertebrados como anfibios. Las Ranas representan una importante especie en este grupo, que recurren a estos espacios para alimentarse y reproducirse.
  • Entre los peces que se encuentran en este ecosistema, podemos mencionar a los peces tropicales, que recurren a los manglares para poner sus huevos y reproducirse, así como también requieren de los manglares para alimentarse en forma segura. Este es u ejemplo interesante dada la interacción y dependencia en ambos ecosistemas.
  • La flora y vegetación es abundante y variada.  Sirve como alimento para la variedad de animales que coexisten en el ecosistema, dando cobijo y proporcionar para la reproducción.
  • Es muy común encontrar plantas hálofitas, que son capaces de vivir en ambientes salados, en forma abundante.
  • Los humedales poseen una gran variedad de vegetación, con especies que se encuentran totalmente sumergidas y otras con largos tallos que exponen las flores a la superficie del agua. Entre estas podemos mencionar las valisnerias, los arces plateados o el ciprés,

Tipos de ecosistemas mixtos

Aéreo: esta clasificación parte de la consideración de los seres vivos que coexisten en un determinado ecosistema, por lo que los animales que deben descender a tierra para reposar, alimentarse o procrearse, forman parte de un ecosistema mixto. Esta categoría un tanto problemática implica que no exista un ecosistema aéreo que no sea mixto, ya que todos sus habitantes requieren tocar tierra en algún momento.

Híbridos

esta categoría abarca a los seres vivos que hacen vida en superficies inundables o pantanosas, sin importar si se trata de aguas dulces, saladas o la mezcla de ambas. Estos procesos de inundación pueden ocurrir en periodos específicos del año o en forma permanente, agregando complejidad a este tipo de ecosistemas.

Humedales

estos terrenos generalmente planos pueden inundarse de forma permanente o intermitente, con variantes como turberas, marismas, ciénagas o pantanos. Se caracterizan por albergar especies que no son absolutamente terrestres ni acuáticas. Estos ecosistemas son de vital importancia para la vida humana, ya que es uno de los ambientes más productivos del plantea, considerándose cunas de biodiversidad reservorios de agua de la que dependen un gran número de especies de vegetales y animales.

En estos ecosistemas la fauna predominante está compuesta por diversas especies de ranas, que requieren hábitats terrestres y acuáticos para reproducirse y alimentarse. Cocodrilos, caimanes y tortugas son muy frecuentes en humedales, conviviendo con algunos mamíferos pequeños que sirven de alimento ocasional

Litorales y Costas

son zonas de unión entre territorios emergidos y una masa de agua de grandes extensiones. Un claro ejemplo de esto es una isla o un continente, frente a una gran extensión de agua como el océano o mares. Su paisaje se va modelando por efecto de la erosión del viento, el oleaje, las mareas, actividad volcánica e incluso la actividad humana. Todas estas condiciones determinan diversos tipos de costa:

  • Costas de tipo Pacífico (longitudinales)
  • Costas de tipo Dálmata (líneas paralelas a la costa)
  • Las Costas de tipo Atlántico, transversales
  • Costas volcánicas

Además, podremos encontrar diversos tipos de paisajes, que tienden a ser inestables por efecto del deposito de sedimentos y por procesos de erosión marina, acantilados.  El paisaje por lo tant puede ser de tipo saliente o entrante. Los primero incluyen cabos y puntas, mientras los entrantes abarcan golfos, bahías y ensendas.

En estos ecosistemas encontraremos muchos animales, como tortugas marinas, peces diversos tipos de crustáceos, caracoles de mar, pingüinos y frailecillos.  Estos animales están generalmente acostumbrados al contacto humano, resaltando el caso de delfines y gaviotas. También se incluyen leones marinos y una gran variedad de aves marinas.

Otro aspecto llamativo de las zonas costeras en la presencia de una gran variedad de algas, como el Kelp, que puede crecer rápidamente, hasta un metro diario. Los corales y las anémonas, que a pesar de ser animales pueden confundirse con plantas.

Impacto humano en los Ecosistemas mixtos

La intervención humana en estos ecosistemas ha ocasionado una gran cantidad de consecuencias irreparables para los ecosistemas naturales, por lo que diversas leyes y normativas se han implementado en estos ecosistemas, para procurar su protección a nivel global.

El control sobre La contaminación, sobreexplotación y deforestación deben ser por lo tanto las premisas fundamentales para la preservación de estos ecosistemas naturales, que como pudimos apreciar son fundamentales para la vida humana.